Su aspecto blanco y agradable y su insustituible sabor, la hacen imprescindible para cualquier artesano. Debido a su alto porcentaje de aceite, ayuda a que los productos fabricados sean mas gustosos y naturales. Se utiliza para turrón, pastelería, repostería…